La verdad no existe una receta que se pueda seguir al pie de la letra para lograr un éxito rotundo, pero si hay una serie de consejos que pueden servir de gran ayuda en esos casos. De entrada una de las cosas más importantes es escoger el sitio donde se llevara a cabo el encuentro, en lo posible que sea un lugar concurrido y donde ambos se puedan sentir a gusto Luego hay que evitar las ansias. Una vez que ya se encuentran en el sitio del encuentro, es de suma importancia mantener contacto visual con la otra persona, colaborar e interesarse sobre su vida, sus gustos, para que la conversación se desarrolle de una manera más amena y fluida.

Tratar de que la cita no dure demasiado, ya que si las cosas no están resultando bien se volverá algo aburrido, pero si por el contrario, hay buena química y entendimiento, es mejor despedirse para crear así, ganas de una segunda cita.

La despedida es casi tan importante como el principio del encuentro, de allí se podrá sacar una idea de cómo la paso la otra persona, si quiere volver a repetir un encuentro próximo y si la respuesta es positiva, lo mejor es proponerle la segunda salida en ese momento, sugerirlo como algo casual diciendo: “Luego te llamo para concertar los detalles”. De esta manera, se aprovecha la buena energía de la velada para el otro acceda a otro encuentro y que la situación entre ambos siga desarrollándose mediante otra cita.

 

5 / 5 stars     

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here